La Exposición

Domingo, 15 de Diciembre de 2013

5.- LA EXPOSICIÓN

La “exposición” fotográficamente hablando se refiere al momento del disparo, ya que tradicionalmente era el único momento en el que la “película” de negativos o diapositivas se “exponía” a la luz, pero también se denomina con esta palabra a la cantidad de luz que recibió una fotografía, por ello se dice que una fotografía está “correctamente expuesta” cuando la cantidad de luz que recibió era la justa y necesaria, se dice que una foto está “sobre-expuesta” cuando recibió una cantidad excesiva de luz, y así mismo se dice que está “sub-expuesta” cuando esa cantidad de luz fue insuficiente.

Todo esto por supuesto hay que leerlo e interpretarlo desde el punto de vista teórico, ya que si entendisteis bien el primer capitulo de este curso, habréis visto dejo claras mis ideas al respecto de estos temas, una cosa es la teoría y otra la realidad, ya que a veces podemos dar a nuestras fotos un aspecto distinto y buscado por medio de una sub-exposición o una sobre-exposición intencionadas, es mas, yo os aseguro que bastantes de las fotos mas hermosas que he visto, no tenían una exposición correcta.

Hoy en día mediante los histogramas, que nos ofrecen nuestras cámaras resulta fácil decir cuando una foto tiene una exposición correcta, por lo cual los histogramas deberán ser una de nuestras herramientas preferidas en nuestra andadura hacia la mejora en este mundo de la fotografía, no os preocupéis que le dedicaremos un capitulo, son mucho mas fáciles de interpretar de los que pueda parecer a simple vista.

La siguiente imagen muestra 3 ejemplos de medición de luz con los datos del exposímetro que nos muestra la cámara, lógicamente cada fabricante de cámaras muestra estas informaciones a su manera y estilo, pero este tipo de indicador de exposición es uno de los mas habituales, por eso lo pongo para el ejemplo.

Exposicion

Como veis se considera “a priori” una “exposición correcta” cuando la combinación de la abertura del diafragma y el tiempo de exposición, que hayamos seleccionado da como resultado una medición de valor “0” en el indicador del exposímetro (que es la célula que mide la luz y envía los datos a dicho indicador).

Se considera una sobre-exposición cuando el indicador muestra un valor positivo (segunda medición del ejemplo “+1”), y se considera sub-exposición cunado muestra un valor negativo (ultima medición del ejemplo “-2“), creo que hasta aquí es muy fácil de entender ¿no?

Esto seria válido para gran parte de fotografías, casi todas las sacadas en condiciones normales de luz, pero ¡cuidado! cuando hacemos fotos en sitios con mucha iluminación, o en sitios muy oscuros, o a contraluz por ejemplo, estas condiciones llamémosles “especiales”, engañan a la cámara provocando errores de medición que nosotros debemos corregir y compensar para obtener la foto que buscamos, eso ya veremos como se hace mas adelante, pero no os preocupéis que  con las cámaras actuales es muy fácil darse cuenta del “error” y poder corregirlo.

Lo mas importante que hay que entender en este capitulo, es que nosotros podemos manejar la exposición de nuestras cámaras como y cuando queramos, casi todas las cámaras permiten un manejo manual que junto a nuestros conocimientos es lo único que se necesita para hacer la foto que queramos, cuando queramos.

Si recordamos cuando hablábamos en capítulos anteriores del diafragma y del obturador, cada paso que dábamos en cualquiera de los 2 controles, multiplicábamos o dividíamos la exposición por 2,  obviando los “medios pasos” y los “tercios de pasos” para no liarnos,  si tenemos esto en cuenta, podemos ver mas claro que seria la misma exposición f8 a 1/125 seg. que otra exposición a f5.6 y 1/250 seg. ya que si abrimos un paso el diafragma, entrará el doble de luz, por lo tanto para equilibrar la exposición debemos reducir el paso de la misma a la mitad de tiempo…. ¿lo vais pillando?

numerosf

Recordemos, cada paso hacia el “numero f” siguiente mas pequeño (hacia la izquierda en la imagen superior) supone DOBLAR o DUPLICAR el paso de la luz, por lo tanto el tiempo que tenemos que dejar de paso a la luz debe ser la mitad.

Si la exposición que hemos medido y decidido es: (por ejemplo)

“f4 a 1/1000 seg.”

Podríamos seleccionar sin problemas cualquiera de las exposiciones equivalentes, es decir:

f5.6 a 1/500 seg.

f8 a 1/250 seg.

f11 a 1/125 seg.

f16 a 1/60 seg.

f22 a 1/30 seg.

Pero si es igual… ¿para que complicarse la vida? estaréis pensando… pues bien, cada una de esas opciones “equivalentes en exposición” da unos resultados distintos en otros parámetros de las fotografías, la luz será la misma, si, pero el movimiento, la nitidez, la profundidad de campo, y otros factores, se verán muy directamente afectados por la combinación que seleccionemos, poco a poco lo iremos viendo.

Os pongo una imagen claro ejemplo de lo que os digo, misma exposición (mejor dicho equivalente) y muy distinto resultado.

Exposicion2

De f22 a f5.6 hay 4 pasos, y de 2 segundos a 1/125″, otros 4, luego la exposición es la misma, la cantidad de luz evidentemente tambien… pero el efecto conseguido en la foto no, de ahí la necesidad de entender la técnica para obtener el efeecto que nosotros queramos y no el que la cámara nos ofrezca con sus automatismos….

Ya sabes…  esperamos tu colaboración y tus opiniones al respecto… envianos tu comentario a fotonavia@gmail.com.

< < – – VOLVER AL MENÚ DEL CURSO DE FOTOGRAFIA DIGITAL BÁSICA

Comentarios cerrados.