Los Modos de Exposición

Domingo, 15 de Diciembre de 2013

6.- LOS MODOS DE EXPOSICIÓN

Ya conocemos el obturador y el diafragma, ya sabemos que con la combinación adecuada de ambos tendremos una exposición correcta, ahora veremos como obtenerla. Casi todas las cámaras réflex y la gran mayoría de las cámaras compactas medias y avanzadas poseen modos de disparo automáticos y manuales.

Es evidente que cada fabricante utiliza su propia simbología y sus propias definiciones para cada modo o función de las cámaras, pero creo que el ejemplo que voy a poner es de los mas comunes y servirá para entender  las ideas básicas de como funcionan y para que sirven dichos modos.

MODO AUTO (Automático)

Auto

En el modo AUTO, la cámara decide que combinación de Diafragma/Velocidad es adecuada para cada situación, no dejándonos ninguna opción a nosotros, es un muy útil  para hacer esas fotos en las que no quieres fallar y todavía no confías en ti mismo lo suficiente como para asegurarlas utilizando alguno de los otros modos de exposición, esas fotos en las que  la calidad y precisión de la medición no son tan importantes como captar el momento, a bote pronto me vienen a la mente, esas situaciones de “Hazme una foto con el tío Juan….” ó “Mira que guapo está el niño, sácale una foto con su prima…”…. esas situaciones en las que no importa si salen un poquito mas oscuras o mas claras pero si importa que salgan…. mi consejo para estas situaciones, si tienes miedo a fallar, haz esto…  ponte de forma que la luz no te moleste de frente y que ni las sombras ni las luces afecten a los fotografiados, pon el modo AUTO y preocúpate “solo” del fondo, del encuadre y del enfoque, saldrás del paso de forma muy airosa.

MODO P (Programa)

Programa

En el modo P (Programa) la cámara funciona más ó menos como en la posición AUTO, pero en este modo la cámara te ofrecerá una combinación de Diafragma/Velocidad correcta y tu moviendo un mando de la cámara (normalmente una ruedita) podrás ir variando entre todas las combinaciones posibles y equivalentes de Diafragma/Velocidad, si recordáis en el capitulo anterior de este Curso Básico de Fotografía, explicábamos como por ejemplo, una exposición f8 a 1/125 seg. es equivalente a otra de f11 a 1/60 seg. y a otra f16 a 1/30 seg. y así sucesivamente…. cada paso que cerramos de diafragma dejamos pasar solo la mitad luz que en el punto anterior, por lo tanto para que la exposición sea equivalente debemos exponer la fotografía el doble de tiempo, y al revés si abrimos el diafragma un paso debemos de utilizar la mitad de tiempo ya que estaremos dejando pasar el doble de luz… en este caso que ponemos de ejemplo sería f5,6 a 1/250 seg. … f4 a 1/500 seg. … f2,8 a 1/1000 seg. … etc. … (si tienes dudas repasa el capitulo 5). Este modo de programa nos invita a pensar mas en la creatividad y el encuadre decidiendo nosotros según la situación, o la escena, o lo que queramos obtener de la misma, cual de las combinaciones Diafragma/Velocidad es mas adecuada, para conseguir la imagen que buscamos. Yo utilizo este modo, de vez en cuando para hacer fotos rápidas en situaciones de bastante luz y poco tiempo, decido de un vistazo si quiero mas profundidad de campo escogiendo combinaciones de números “f” altos (f16 ó f22) o quiero desenfocar mas el fondo, escogiendo combinaciones de números “f” bajos (f2.8 ó f4 …por ejemplo), o si quiero hacer fotos muy “quietas” (que nada se mueva…) utilizando velocidades muy altas… (1/1000 seg. ó 1/2000 seg. ) ó busco cosas movidas… con velocidades lentas (1/30 seg. 1/15 seg. 1/8 seg. … etc.)  Para entender lo dicho anteriormente, es importante recordar una vez más, que las escalas clásicas de abertura de diafragma y velocidades de obturación son estas:

Velocidades de obturación clásicas:   30”– 15”  8” – 4”- 2” – 1” – 1/2” – 1/4” – 1/8” – 1/15” –1/ 30” – 1/60” – 1/125” – 1/250”– 1/500” – 1/1000” – 1/2000” – 1/4000” – 1/8000”

Aberturas de diafragma clásicas:  f1.4 -f2 – f2.8 – f4 – f5.6 – f8 – f11 – f16 -f22

Obviamos los medios pasos y los tercios de paso, para no liarnos… y recordemos que si nos desplazamos de un paso al anterior obtendremos el doble de exposición (es decir a nuestro sensor le llegará el doble de luz) y como es evidente, de un paso al siguiente obtendremos la mitad, esto es válido para ambas listas (estando ordenadas como están, claro).

En resumen, es un modo fácil y creativo que como decía al principio, nos da opción a estar más pendientes del encuadre y la composición, sin tener que preocuparnos tanto de la medición de la luz permitiéndonos de un vistazo escoger una combinación acertada para cada situación. Como es lógico, no existe la combinación perfecta de velocidad de obturación y abertura de diafragma, hay muchas que son equivalentes y elegir una de ellas dependerá siempre del efecto que queramos lograr en nuestra foto.

MODO A (Prioridad de Apertura)

Apertura

En este modo A (Prioridad de la apertura) nosotros le decimos a la cámara que diafragma queremos utilizar y ella selecciona la velocidad adecuada para que la fotografía salga con una exposición correcta, siempre dependiendo de la escena y midiendo la luz de forma continuada. Muchos fotógrafos la solemos utilizar para retratos utilizando aberturas grandes (f4, f5,6…) para desenfocar el fondo olvidándonos de estar atentos a nada que no sea la expresión del modelo. También a veces se usa para lo contrario, por ejemplo para fotografía macro donde la profundidad de campo es siempre tan escasa que invita a cerrar el diafragma bastante para aumentarla en lo posible (f11, f16…)  en este caso el enfoque es muy crítico y delicado y bastante trabajo hay con fijarse bien en el, como para estar también pensando en la exposición, en estos y otros casos similares, podremos poner modo A, un valor “f” adecuado y a disparar…

MODO S (Prioridad a la Velocidad)

Velocidad

En el modo S la cámara calcula la apertura necesaria para poder lograr una exposición correcta partiendo de una velocidad elegida por el usuario. Darle prioridad a la velocidad permite interpretar el movimiento en nuestras exposiciones. A bote pronto se me ocurre que es un modo muy adecuado para hacer “barridos” seleccionas una velocidad lenta como por ejemplo 1/30”, pones modo S y solo te tienes que preocupar de seguir con el enfoque el recorrido del modelo en movimiento, incluso instantes después de disparar. La verdad es que no es uno de mis modos de exposición preferidos, pero conocerlo puede facilitarnos mucho las cosas en un momento dado.

MODO M (Manual)

Manual

Este es el método de exposición que más utilizarás cuando confíes en ti mismo y conozcas bien tu cámara, ¿Por qué?… pues muy sencillo este método es el mas fácil de usar si quieres obtener fotos creativas e impactantes, solo necesitas saber lo que quieres y como conseguirlo, (nada mas y nada menos…jejeje)  si por ejemplo quiero obtener fotos más oscuras o más claras de lo que me ofrece la cámara en automático, puedo hacerlo de muchas maneras pero lo mas sencillo es en el modo M (Manual).

En este modo es controlado por el usuario. Hasta ahora habíamos hablado de métodos automáticos y/o semiautomáticos, ahora veremos el modo M (Manual) en el que todo estará bajo nuestro control. Cuando se trata de disparar en modo totalmente manual, el fotómetro o exposímetro que todas las cámaras traen, se vuelve una herramienta indispensable para calcular la exposición correcta. Poco a poco, con la práctica, irás desarrollando la capacidad de averiguar los parámetros adecuados para cada situación. Aunque siempre contarás con el apoyo del exposímetro para comprobar si tu intuición te está llevando por el camino correcto.

Si miramos lo que nos indica el exposímetro, sabremos en un instante si la imagen está recibiendo la luz mas o menos correcta para una exposición.

En una escena normal, en la que no buscamos nada especial en cuanto a la medición de luz se refiere, trataremos de que nos marque “0”,  bien manejando el diafragma que da paso a la luz, o bien manejando el selector de velocidades de obturación, ya que cuando nos marque “0”,  obtendremos una exposición igual o equivalente  a la que obtendríamos con los modos automáticos pero con la ventaja de escoger nosotros una combinación adecuada a la escena y a la luminosidad de la misma. Os pongo un ejemplo de exposímetro, cada marca tiene el suyo, pero todos se parecen mucho y viendo uno se entiende suficientemente.

ExpoCorrec

Una foto correctamente expuesta (en teoría) se logra cuando la cantidad de luz que llega al sensor de nuestra cámara es la adecuada, y esto depende de cómo configuremos la abertura del diafragma y el tiempo de exposición, cualquiera de estos dos parámetros incide directamente en la cantidad de luz que va a entrar en nuestra cámara y por tanto, en el resultado de nuestra foto (acordaos de las diferentes formas de llenar la piscina de nuestro ejemplo de los capítulos anteriores…).

Pero… ¿y que pasa si quiero que la foto salga algo mas clara ó mas oscura de lo que me ofrece la cámara cuando disparo con la teórica “exposición correcta”?  aquí el modo M es el mejor, los modos automáticos permiten correcciones de +1, +2, +3, -1, -2, -3 pasos de exposición, e incluso modificaciones mas precisas en medios o tercios de paso de exposición, pero cada imagen requiere una corrección adecuada a la escena y a nuestros deseos, y es mucho mas sencillo hacerla bajando o subiendo la exposición en el modo M.

Si en modo M partimos de la teórica “exposición correcta” y cerramos un paso de diafragma, estaremos subexponiendo la foto en un paso, es decir la foto saldrá un poco mas oscura de los que nos saldría con la teórica “exposición correcta” y el exposímetro nos marcaría -1 (subexposición) pero la imagen sería la que nosotros queríamos, no la que la cámara nos ofrecía. Evidentemente si a la vez reducimos el tiempo de exposición en un tercio de paso, acumularíamos un total de 1 paso más un tercio de subexposición.

En la siguiente imagen vemos una subexposición de 1 paso y un tercio, marcada en el exposímetro, fijaros que junto al 2 de la izquierda hay un signo menos (-) que nos dice que en este caso si movemos el indicador del exposímetro hacia la izquierda estaremos reduciendo el paso de luz, es decir, subexponiendo. En este ejemplo pasamos de una  teórica “exposición correcta” que nos había ofrecido la cámara de f8 a 1/500 seg. a seleccionar nosotros manualmente f11 a 1/640 seg.  hemos reducido un diafragma y un tercio de paso en el tiempo de obturación, por eso nos da una subexposición de 1 y 1/3.

Subexpo

Lo mismo ocurre si aumentamos la exposición mas de lo que nos aconseja la cámara, pero en este caso el indicador del exposímetro se desplazará hacia la derecha, hacia el signo mas (+).

Si queremos una foto mas clara y abrimos el diafragma del f8 que teníamos en el ejemplo anterior a f5,6 y el tiempo lo pasamos de 1/500 seg. a 1/250 seg.  ¿Qué nos marcará el exposímetro?…. efectivamente hemos aumentado un paso el paso de luz por el diafragma y aumentado el tiempo de exposición al doble con lo cual hemos sobreexpuesto 2 pasos.

Sobre

Se que me repito, pero entender esto es básico e imprescindible.

Pero, ahora viene la pregunta del millón… ¿y cuando debo de subexponer o sobrexponer las fotografías? pues eso no hay libro, ni curso, ni experto que te lo explique, porque todo depende de lo que estés fotografiando y de lo quieras obtener de la imagen… lo que para mi está muy oscuro a ti te puede encantar, y lo que a mi me guste muy claro a ti puede no gustarte… hay situaciones en las que en general es aconsejable sobrexponer o subexponer ya que la cámara tiende siempre a interpretar los tonos de las escenas como tonos medios, aclarando lo oscuro y oscureciendo lo claro, y es en situaciones extremas cuando hay que “ayudarla” para que no se confunda… por ejemplo si hacemos una foto en la nieve con mucho sol, la cámara en los modos automáticos nos creará imágenes con la nieve grisácea y ligeramente mas oscura de lo deseable, es muy habitual en este tipo de fotos ver que la gente sale con la piel demasiado oscura, ¿cómo solucionarlo? …pues dependiendo de la intensidad del brillo de la escena, sobreexponiendo de 1 a 2 pasos  que normalmente es suficiente para conseguir el blanco ideal sin perder las texturas.

Po el contrario si tenemos una escena con un fondo muy oscuro y hacemos un retrato, la piel de nuestro modelo saldrá mas clara de lo deseable, tanta oscuridad engañará al exposímetro, y esto lo corregiremos subexponiendo intencionadamente.

Hay más formas de evitar estas situaciones y pongo esto solo como ejemplo aclaratorio, ya veremos otros métodos para no tener problemas de ese tipo mas adelante.

Modos

En casi todos los modelos de las llamadas “cámaras de aficionado”  o “aficionado avanzado” aunque no en las “cámaras profesionales” vienen además de los modos nombrados y definidos anteriormente, otros modos predefinidos o preconfigurados, en los que la cámara tiene mas información de en los modos anteriores, ya que al seleccionar uno de ellos, le estamos diciendo a la cámara si la foto que vamos a hacer es de deportes, de paisajes, nocturna etc. con lo cual no solo decide el diafragma y la velocidad adecuada para la luminosidad de la escena, sino que también nos ayuda configurando el ISO, el balance de blancos, el flash de relleno adecuado, velocidades altas o bajas de forma preferente dependiendo del modo escogido, diafragmas mas cerrados para ganar profundidad de campo, o mas abiertos para desenfocar fondos etc.… todo ello adaptado al modo predefinido escogido por nosotros, por lo que en determinadas situaciones puede ser algo mas que aconsejable para salir airoso de alguna situación en la que no habrá tiempo para pensar.

En resumen, practicad con todos los métodos de la cámara, conocedlos todos,  pero sobre todo acostumbraos al modo manual, ese es mi consejo.

Colabora con tus opiniones al respecto… envianos tu comentario a fotonavia@gmail.com.

< < – – VOLVER AL MENÚ DEL CURSO DE FOTOGRAFIA DIGITAL BÁSICA

Comentarios cerrados.