Fotografía nocturna, consejos prácticos

domingo, 15 de diciembre de 2013

Trucos y Tutoriales

TÉCNICAS FOTOGRÁFICAS

FOTOGRAFÍA NOCTURNA, CONSEJOS PRÁCTICOS

 

La fotografía nocturna, es una de las técnicas más llamativas y mas agradecidas (si se me permite la expresión…)  para fotógrafos y aficionados. La gran cantidad de efectos ópticos, el cromatismo espectacular e imprevisible en muchas ocasiones, las líneas y figuras que se forman, son el gran atractivo de esta especialidad y todo ello es debido a los largos tiempos de exposición que se emplean. La fotografía nocturna es un reto, un desafío, que pone a prueba nuestra visión fotográfica y nuestros conocimientos sobre esta materia, pero a la vez, nos brinda a los fotógrafos la oportunidad de explotar nuestra creatividad y crear imágenes  realmente atractivas y en ocasiones muy impactantes.

La noche y sus condiciones lumínicas son tan cambiantes que no se pueden marcar unas reglas que garanticen el exito en nuestras fotografías, ya que lo que vale para un momento seguramente no nos serviría para unos minutos despues, pero si existen unas pautas que nos pueden ayudar a obtener mejores resultados.

En este articulo, y por todo lo dicho anteriormente,  solo intentaré daros unos consejos para que cuando salgáis a fotografiar la noche, sepáis captarla en toda su belleza.

Consejos para  nuestras salidas fotográficas nocturnas

PREPARACIÓN DE LA EXCURSIÓN

Estudia el terreno. Es conveniente visitar de día el lugar al que vamos a ir a hacer fotos nocturnas, para buscar localizaciones y previsualizar encuadres, para observar posibles peligros de los accesos o del terreno.

Escoge las condiciones adecuadas. La climatología, la fase lunar, las mareas si vas a ir a la costa… son cosas previsibles y que debemos valorar para que nuestra salida sea lo mas fructífera y satisfactoria.

No vayas solo. No es nada aconsejable ir solo, por seguridad y por si acaso tienes algun pequeño accidente o alguna caida, además de que no está nada mal un poco de charla mientras esperas los largos tiempos de exposición.

Lleva una linterna. Y llevate pilas de repuesto para ella, si la sesión se alarga es conveniente tener garantizada una vuelta a casa o al coche sin riesgos añadidos.

Planifica la excursión. No cargues con cosas innecesarias, solo el quipo que necesitarás, ropa de abrigo, baterías de repuesto, una botellita de agua, un teléfono móvil cargado a tope y sobre todo avisa a alguien de tu salida y de adonde vas a ir.

CONSEJOS TÉCNICOS

Utiliza el ISO menor que admita tu cámara. La fotografía nocturna, por sus largas exposiciones, provoca la aparición del llamado “ruido fotográfico”, un grano similar al producido al disparar con valores ISO muy altos, de ahí la conveniencia de reducir la sensibilidad ISO para no aumentar este efecto mas allá de lo deseable. Ojo, nunca uses ISO automático, si tienes dudas revisa el manual de tu cámara.

Evita fotos movidas. Utiliza un trípode estable y un cale disparador o un mando a distancia para no provocar vibraciones al pulsar el disparador de la cámara, también es conveniente utilizar el levantamiento de espejo si tu cámara es una réflex y dispone de esta opción.

Tapa el ocular de la cámara. La entrada de luz no deseada por el ocular es muy fácil de evitar, tapando el ocular, casi todas las cámaras disponen de una tapita para ello y en su ausencia cualquier otro método es válido… un trocito de cinta aislante por ejemplo.

Enfoca a mano. El autofocus de tu cámara probablemente se volverá loco intentando enfocar sin conseguirlo si lo tienes en modo automático, ponlo en modo manual y enfoca mirando el aro de distancias, si fotografías un paisaje ponlo un poco antes del infinito y por supuesto… si controlas la técnica de la “hiperfocal” este es el momento ideal para ponerla en práctica, si no sabes de que estoy hablando con esta palabra tan rimbombante, no te preocupes, pronto prepararemos un articulo sobre ello, mientras tanto lo dicho… enfoca un poquito antes del infinito y deja el autofocus en modo manual. 

Reduce el calentamiento del sensor. Uno de los problemas que te encontrarás practicando estas técnicas es la aparición de “pixeles calientes” en nuestras imágenes, unos puntitos generalmente rojos o azules que aparecen de forma no deseada y que son producidos por un exceso de calor en nuestro sensor debido al trabajo continuado durante periodos de tiempo mucho mayores a los que fueron previstos al ser diseñados… ¿como evitar esto?… pues dejando enfriar la cámara un ratito entre disparo y disparo, se aminora este efecto, si lo que pretendemos es captar el movimiento de las estrellas es mejor hacer 4 tomas de 5 minutos que una de 20… y mezclaras luego en PhotoShop, también se puede usar la técnica llamada “dark frame” que consiste en hacer una toma con la tapa del objetivo puesta y con el mismo tiempo de exposición que la foto que hemos realizado, para que solo salgan en ella estos “pixeles calientes” y luego en PhotoShop “restarla” de la imagen captada, esto es muy usado en fotografía  de astrología, pero no os asustéis, nuestras cámaras actuales (o la mayoría de ellas…) tienen una opción llamada generalmente  “Reducción de ruido en largas exposiciones” que hace todo esto de forma automática, eso si después de una foto de 10 minutos tendremos que esperar otros tantos a que la cámara complete este proceso, una pesadez, pero que nos ahorra todo ese rollo del “dark frame”, en fin cada uno que actúe como crea conveniente.

Desactiva el estabilizador de imagen. Los objetivos que tienen este mecanismo y los cuerpos de cámara que tambien lo incorporan,  absorben vibraciones de alta frecuencia, pero despues permanecen en movimiento hasta unos 10 o 12 segundos después de cualquier vibración, haciendo que las fotos de larga exposición parezcan movidas. Lo mejor desactivarlo para fotos nocturnas.

Mide la luz. Aquí está uno de los puntos que mas dudas genera las primeras veces que hacemos fotos nocturnas, os explicaré un método sencillo y eficaz. Sube el ISO de tu cámara provisionalmente para hacer unas capturas de prueba, por ejemplo yo suelo poner ISO 6400 y una abertura media de diafragma, por ejemplo f8 ó f11 y para hallar el tiempo de exposición adecuado voy disparando de 10 en 10 segundos, si veo que lo que mas se acerca a un resultado buscado está alrededor de 20 segundos (por ejemplo, repito…) tanteo una nueva prueba a 18 o a 22 segundos, para afinar resultados y tratando de vigilar el histograma de la imagen captada… (artículo sobre el histograma, aquí) olvidémonos del grano y del ruido de momento, esto solo son pruebas de medición de luz que eliminaremos posteriormente… Bien, supongamos que ya hemos averiguado la cantidad de segundos de exposición que sería adecuada a ese valor ISO 6400 que hemos utilizado de prueba, y el valor ideal es de 22 segundos, pero claro eso no nos vale para disparar a ISO 200 que es lo que queremos… la formula para hallar el tiempo correcto es sencillísima, basta con dividir el valor del ISO de prueba por el ISO de disparo y el resultado multiplicarlo por la medición escogida… vamos con el ejemplo y se entenderá mas fácilmente. 

ISO de PRUEBA (6400)

___________________      X       Tiempo de medición (22 Seg.)

ISO de DISPARO (200)

Es decir, el resultado de nuestro ejemplo sería…

6400/200= 32      x 22 seg. = 704 segundos   (11 minutos y 44 segundos)

 

Estos consejos son mas que suficientes para captar imagenes de calidad en nuestras salidas nocturnas, ahora lo que resta es tener suerte con la elección del lugar y el momento y acertar con un encuadre bonito y atractivo.

Os dejo un ejemplo de una de mis últimas fotografias nocturnas… tres y media de la madrugada, 611 segundos de exposición y una noche fantástica, espero que os guste.

 

 En resumen este es el modo correcto de actuación a la hora de hacer fotos de este tipo…

1.-Lo primero es colocar el trípode de forma muy estable, y componer la imagen.

2.-Elegimos el diafragma adecuado para obtener la mejor  nitidez y la profundidad de campo mas adecuada.

3.-Enfocar en modo manual, de acuerdo con la zona que queremos que salga enfocada y bloqueamos el enfoque en este modo manual para que el AF no se vuelva loco queriendo enfocar

4.-Calculamos el tiempo de exposición o bien con el método descrito en este articulo o con cualquier otro que nos funcione igual de bien.

5.-Colocamos el filtro neutro y tapamos el visor trasero de la cámara para evitar luces parásitas o flares.

6.-Por último fijamos la exposición en BULB y disparamos con un mando o cable a distancia para que no se mueva la cámara controlando el tiempo calculado anteriormente para cortar la exposición cuando lo creamos oportuno.

Solo queda comprobar el resultado en el visor de la cámara aumentando el zoom para asegurarnos de que la imagen no está movida y mirando el histograma para asegurarnos de que la exposición ha sido correcta y en caso contrario poder repetirla.

 

Consejos finales.:

Recuerda que si hace viento es aconsejable colgar peso (la mochila por ejemplo) del trípode para aumentar su estabilidad y colocarnos de forma que lo tapemos el viento para evitar en lo posible que se mueva mientras está disparado.

Trata de no utilizar aberturas muy cerradas f16 o f22 a no ser que busques una profundidad de campo extrema, ya que si tienes manchas en el sensor o huellas en el filtro, estas se verán de forma mucho mas evidente en la imagen final. Además usando aberturas alrededor de f8 o f11 casi siempre conseguiremos sacar al objetivo el máximo rendimiento en cuanto a nitidez se refiere.

 

Comentarios cerrados.